MÉXICO - Almudena T.

El verano de 2011, mi hija y yo viajamos a México para recorrer el estado de Oaxaca en una camioneta y con amigos a quienes considero mi familia de corazón, la auténtica, la que de verdad vale la pena llevar dentro de uno mismo.

Hay lugares excepcionales en exotismo o belleza pero nunca son comparables con los que se visitan en armonía y complicidad con el grupo de viajeros que acompañan.  Esto ha sido siempre mi privilegio cada vez que he cruzado el océano para pisar suelo mexicano, pues rencontrarme con vosotros, y sabéis bien quienes sois, ha sido sentir, siempre, que he regresado a casa.

Monte Albán, San Miguel Allende, La Peña de Bernal, Guanajuato....son más que lugares turísticos imprescindibles de conocer, son la magia y el color de un viaje excepcional y maravilloso.