LA DIOSA NATURALEZA DEL NORTE

 

El mar y el monte reunidos para defenderse de la desidia, inconsciencia y destrucción del ser humano.

Olas, espuma, robles y musgo en perfecta comunión para calmar las prisas con la armonía del viento.

Latido de vida que absorbo con la cabeza reposada en su maravillosa belleza.