LA VIDA CON HUMOR

Reírnos de los problemas es la mejor terapia para minimizar su poder, el miedo que generan y la pérdida de confianza en uno mismo para solventarlos.

Los textos que aquí aparezcan forman parte del escape de humo que aturde mi cabeza con la negatividad de los malos presagios.  Ruido infernal del que huyo tratando de mirar la realidad con la perspectiva del humor para conjugar el presente en sonrisas a cambio de lágrimas que rueden sin control por la barbilla.

¡POR LA VIDA!